AUTOESTIMA Por la Dra. María Ester Flores Sandoval

Autoestima es como un árbol que se siembra el día que nacemos. El alimento básico es el amor. Conforme vamos creciendo el árbol también. Si el abono del mismo son buenos tratos, alegría, aceptación, ayuda, además de contar con los cuidados básicos necesarios para un bebé, así mismo se van fortaleciendo las raíces, hasta llegar a florecer en maravillosos frutos.

De la misma forma cuando las vivencias son adversas, violentas y muy dolorosas aunque haya terreno fértil, el árbol de la Auto estima será pequeño, débil y casi nunca dará frutos.

Este auto amor en metáfora de un árbol, viene a conformar la forma en que nos valoramos y nos vemos. Es un espejo. Según nos vemos por dentro así lo proyectamos hacia afuera.

Expresaremos cosas negativas o positivas de nuestro ser desde la apariencia física, las habilidades, conductas y de cómo creo que me la gente.

Todos estos aspectos por lo general están cargados de miedos e inseguridades cuando la auto estima es baja y débil. En cambio cuando es fuerte lo que se refleja en la persona es alegría, optimismo, ganas de vivir y sobre todo arriesgarse a hacer siempre cosas diferentes.

Por eso hay que tomar en cuenta que no es voluntaria, espontánea, ni natural. Tiene que ver con las condiciones de vida. Es individual, aunque también influyen aspectos culturales, sociales, religiosos y morales.

Para las mujeres incluso es diferentes. Socialmente se parte de valoraciones inferiores a los hombres. En familias tradicionales el trato es diferente. A veces incluso se dan malos tratos psicológicos a todos los miembros del género femenino.

Al final estas diferencias lo que hacen es crear dolor en todo un sistema familiar. Tanto hombres como mujeres van a sufrir al no poder conciliar consigo mismos ni como pareja. Lo ideal es que la crianza sea armoniosa y equilibrada para el bien de la auto estima familiar.

Todas las personas necesitan mejorar su auto estima. Una vez que se llegan a ser adultos, es el momento de sanar las heridas de la niña y el niño interior, escondidos detrás del Árbol.

También te puede interesar

Buscar la sanación, es un trabajo que puede llegar a ser muy doloroso. Sin embargo el encuentro con el pasado y revisar las raíces, dar con los momentos más crueles, asimilarlos, llorarlos, sacarlos del alma y poder perdonarlos es el camino para tener mejor auto estima.

Vivir sin tantas cargas negativas, permite abrir nuevos espacios para abonar nuevas ideas. Es alimentar el árbol de otra forma. Ver que realmente nos dará sombra y se sostendrá en la tempestad.

Con la auto estima sana, llega la seguridad. El poder sentirnos amados, aceptados incondicionalmente. Nos reconocemos y hacemos que otros nos reconozcan. Las relaciones son más de independencia y mutua ayuda, en lugar de dependencias tóxicas.

En especial hay facilidad para escoger opciones propias con los riesgos que ello implica. Elegir mejores parejas, tener una vida sexual plena de afecto. Dirigida al crecimiento del ser humano, como bien nos lo merecemos.

 


PhD. María Ester Flores Sandoval
Psicóloga
Máster en Terapia Familiar y Pareja.
Doctora en Educación

Referencia:
Teléfonos: 2283 12 93 * 8843 41 05.
Consultorio: San Antonio de Guadalupe
Correo:mariaesterfloressandoval@yahoo.esRTFVFR
Facebook: María Ester Flores Sandoval
Psicología para todos TV
Doctora María Ester Flores Sandoval Psicóloga Terapias y Consultorias
Youtube: María Ester Flores Sandoval
Psicología Para Todos con la Doctora María Ester Flores Sandoval
Twitter: @ester_flores

Etiquetas: , ,

Related Posts

by
Previous Post Next Post

Deja un comentario

2 shares
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: