¿Cuánto debo cobrar en mi salón de belleza?

Cuando vamos a trabajar de manera independiente, con frecuencia tenemos dudas de nuestro negocio; deseamos tener éxito y ganar buen dinero. Aunque sintamos que nos van a pagar por hacer lo que más nos gusta, vamos a vender un servicio, es decir, nos vamos a vender nosotros mismos, esto significa que debemos dar siempre lo mejor.

Además, todo ha sido una gran inversión, desde que comenzamos a estudiar, hasta el montaje de lo que tenemos. El éxito económico de un salón, se alcanza cuando los ingresos son mucho más altos que los gastos del funcionamiento, pero esto no siempre resulta así al principio, a veces se requiere de varios meses, o de años, todo depende de la ubicación. A partir del momento en que el salón comience a tener más ingresos que gastos, estaremos obteniendo beneficios; pero si los gastos son mayores que los ingresos, estaremos adquiriendo pérdidas.

Una de las preguntas más comunes es: ¿cuánto voy a cobrar? Deseamos ofrecer precios razonables, pero a la vez queremos asegurarnos de no perder. Es necesario hacer un estudio previo antes de poner las tarifas, y no es recomendable copiar precios de otros salones, ya que pueden ocasionarle pérdidas, debido a que no todos hacen las mismas inversiones, ni usan los mismos productos. Lo primero que debe hacer es planificar algunos aspectos financieros.

Tome en cuenta los siguientes puntos:

1.Hay que saber cuánto nos cuesta tener el negocio en funcionamiento.

2.Número de estaciones de trabajo que hay en el salón (mesas de manicura, estaciones de peluquería, cabina de depilación, etc.)

3.Anote todos los gastos mensuales: Renta, salarios, luz, agua, teléfono, patente, seguros, préstamos, etc.

4.Divida los gastos entre los días trabajados, esto le dará como resultado lo que cuesta el negocio cada día.

5.Divídalo entre el número de estaciones, así sabrá cuánto te cuesta cada estación, y divida el costo diario entre las horas trabajadas.

6.Calcule el costo de los productos que utiliza con el cliente.

7.Tome en cuenta el tiempo o las horas que durará haciendo el trabajo.

Hasta aquí, obtendrá el costo sin utilidades, o más simple, esto es lo que cuesta atender el cliente, sin ninguna ganancia. A esto debe agregarle el pago por su servicio.

Ahora bien, llegar al punto donde ha llegado con su negocio, no ha sido fácil, por eso, en este momento es hora de ponerle valor a su trabajo. Analice, usted no eres una máquina traga monedas, que funciona por una cantidad establecida; su trabajo es un arte, y su imagen como profesional solamente usted la determina, por eso, no la deteriore siendo él o la más barata de la zona.

Además, cuide su salud, que es lo más valioso que tiene. El estar todo el día de pie o sentado haciendo uñas, y mantener día a día el negocio abierto, debe valorarse. Nunca deje de capacitarse; las habilidades y conocimientos también requieren de inversiones constantes para mantenerse a la vanguardia con las últimas tendencias; considere una inversión el servicio que vendemos. Asimismo, trabaje con productos profesionales de excelente calidad, para que esté en el buen camino y no pierda.

Haga que su negocio le haga ganar dinero para vivir bien, y no solo para sobrevivir. No regale su trabajo, no permita que abusen de usted… ¡dignifiquemos la carrera de la belleza! Esto le llevará a gener

Etiquetas: ,

Related Posts

by
Previous Post Next Post

Deja un comentario

0 shares
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: