Evite que la construcción o remodelación de su negocio sea..un dolor de cabeza!

Si construir su negocio, remodelarlo o darle “un nuevo aire” está dentro de sus propósitos de este año, le brindamos algunos consejos al respecto.

En ocasiones, las palabras: construcción, remodelación o remoción de su negocio pueden generar muchas dudas, dolores de cabeza y preocupaciones, pues normalmente no se cuenta con la asesoría adecuada para que el hacerlo no se convierta en todo un desastre.

Por eso, nos dimos a la tarea de buscar opciones rápidas, económicas e innovadoras para ayudarle en la búsqueda de los materiales para la obra que desee realizar.

¡Manos a la obra!

Si su objetivo es construir, lo primero que debe tomar en cuenta, antes de elegir el material que desea utilizar, es si va a construir uno o dos niveles, pues la gama de materiales varía.

En caso de que decida irse por la construcción liviana, hay varias opciones: Muro seco, Gibson, fibrolit o parlink. Este tipo de sistemas son laminados, se montan sobre una estructura y se forran. “Cuando el cliente no sabe cómo está construida la casa de abajo, es recomendable que una segunda planta se haga en liviano. Pero si se sabe que la primera planta está construida en block, la segunda puede ir en el mismo material o en liviano”, asegura Víctor Díaz, encargado del área constructiva de Grupo Guadalupano.

Si lo que necesita es construir rápido y a un menor precio, probablemente le convenga decidirse por la construcción liviana. “Además, la construcción liviana es más versátil, pues permite abrir una pared, quitar una pared y poner otra, hacer un nicho, crear un arte en el techo…”, afirma Díaz.

Por su parte, el block siempre va a tener su lugar de privilegio, porque su vida útil es superior. “Si eventualmente hay un problema de humedad, al block no le va a pasar nada, la pared no se va a dañar. En el caso de la construcción liviana, si se produce una gotera, se le hace un hueco al cielo y se cae”, asevera.

No obstante, cabe destacar que existen láminas de sistemas livianos resistentes a la humedad, los cuales se pueden utilizar en exteriores, en baños y en otros lugares donde haya humedad. Tenga presente que el block se puede combinar con la construcción liviana, en el caso de que usted desee tener la calidad del block con la versatilidad de la construcción liviana. Además, recuerde que con ambas construcciones se pueden realizar diferentes tipos de arte, como por ejemplo las paredes curvas.

Si lo que usted desea es realizar divisiones con pared dentro de su salón, la construcción liviana es una buena opción, ya que se levanta muy rápido y no genera tanta suciedad como el cemento. O bien, si lo que desea es abrirle un agujero a la pared para colocar algún adorno, tome en cuenta que lo puede hacer con ambos materiales; solamente deberá analizar el tiempo que se demora con cada uno de ellos.

¡Pisos!

Con respecto a los pisos, existen varias opciones. Está el porcelanato, el cual viene sellado y rectificado; el piso laminado, que no se recomienda usarlo en donde vaya a tener contacto con químicos, ya que se podría levantar. También existe la opción de la porcelana epóxica. Esta se usa principalmente en restaurantes y hospitales, porque no se le adhieren bacterias ni suciedad. El costo es más elevado que el de la porcelana normal, pero tiene la ventaja de que los químicos utilizados en el salón no le afectarán.

Asimismo, de acuerdo con Alexander Zúñiga, asesor técnico en pinturas y acabados de Grupo Guadalupano, si usted posee un piso de cemento, tiene la opción de tratarlo con una pintura epóxica. “Cuando la pintura sella, queda como si fuera una piedra. Ahí pueden caer químicos o lo que sea, que no se va a manchar”.

Estas pinturas dejan un acabado exactamente igual al de un piso normal, e incluso se puede elegir el color deseado o hacerle algún arte al piso. Cabe destacar que a la hora de limpiarlo es muy parecido a la cerámica.

¡Sin goteras!

Con respecto al techo, usted tiene la opción de comprarlo a la medida; la ventaja de esto es que se evitan las filtraciones, la instalación es más rápida y es más barato. “Lo complicado es la manipulación de una lámina de ese tamaño, pues incluso puede llegar a medir hasta 12 metros”, asegura Díaz. Estas láminas pueden ser onduladas, de teja, esmaltadas, canaletas, metalex, metalock… cualquier tipo de lámina se puede hacer a la medida. Asimismo, se puede solicitar que el techo venga pintado al horno, con lo que estaría listo después de instalarlo. “Si desea construir rápido, bonito y barato, el sistema liviano es mucho mejor que el block…¡Rápido se hace, rápido se pintó y rápido se empezó a cobrar!”

Víctor Díaz, encargado del área constructiva de Grupo Guadalupano. Un aspecto importante que se debe tomar en cuenta cuando se habla de techos y cielorrasos es el aislante de calor. Hay dos opciones, se puede colocar el aislante antes de poner el techo, o incluso, hay cielorrasos que ya vienen con el aislante pegado. Los aislantes pueden ayudar no sólo a disminuir la transmisión de calor, sino que dependiendo del tipo de aislante, no se traspasa el ruido.

Acabados especiales

Dependiendo del estilo que usted desee para su construcción, así serán los materiales que podrá adquirir. Por ejemplo, el Siding es una lámina de fibrocemento que da un acabado similar al de la madera. Este material es muy usado en las casas estilo americano y se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores. “Se puede pintar de cualquier color, es resistente a los golpes, retardante de fuego, no se la comen las plagas y es de fácil instalación”, comenta Díaz.

También se puede usar la fachaleta, que es una pared de imitación piedra, la cual puede ser finita o brusca. Asimismo, la maya de vitrocerámica está muy de moda. Se utiliza para decorar las paredes de baños o cocinas.

¡Póngale color!

En la actualidad, la variedad de pinturas radica no sólo en los diferentes tonos, sino que hay muchos acabados distintos. De acuerdo con Zúñiga, hay pinturas con estucos, lisas, satinadas… “Ahorita se están usando mucho las pinturas látex (pinturas de agua), que pueden ser satinadas. Estas tienen un poquito de brillo y con eso se limpia más fácilmente y no se cae la pintura”.

Es importante tomar en cuenta el tiempo que permanece el olor a pintura en un lugar. Según Zúñiga, las pinturas de látex o en agua, en uno o dos días ya no huelen, además de que secan más rápido; mientras que las acrílicas o en aceite permanecen más tiempo con el olor. Recuerde que cada año las tendencias en color cambian, por lo que antes de decidir qué colores utilizar en su negocio o qué tipo de material le conviene más, ¡asesórese bien!

Etiquetas:

Related Posts

by
Previous Post Next Post

Deja un comentario

0 shares
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: